Al igual que muchos otros sitios web de confianza, eSports.com utiliza cookies de navegador. Las cookies ayudan a iniciar sesión de forma segura en tu cuenta de eSsports.com. Las cookies nos ayudan a comprender mejor qué contenido es relevante para ti, así como a ofrecer contenido adaptado a tus necesidades individuales, y un sitio web que funcione de manera confiable, tal como lo esperas de nosotros. Para una mejor experiencia, deshabilite las extensiones de anuncios publicitarios.Robot Fondo Blanco Amarillo Madera StockThinkstock Y Juguetes Foto De ZXkiPu

Aceptar Rechazar Política de Privacidad

Hablamos mucho de los juegos y los jugadores. Prestamos atención a las organizaciones y los eventos. Pero, ¿prestamos atención a los comentaristas?

Robot Fondo Blanco Amarillo Madera StockThinkstock Y Juguetes Foto De ZXkiPu

Los comentaristas son una parte integral del juego competitivo y en algunas ocasiones son su alma misma. Cuando la tensión se eleva y las cosas se ponen muy complicadas en la pantalla, es el trabajo del comentarista hacer que las rápidas acciones tengan sentido y que la transmisión sea entretenida al mismo tiempo. Definitivamente, no es una tarea sencilla.

Pero, ¿cuál es exactamente la tarea de un locutor y cómo diferenciamos los buenos de los malos?

Cuando los locutores son malos, nos damos cuenta. Muchas cosas pueden salir mal en una partida y los comentaristas tienen que estar preparados. Un mal locutor no sabe lo suficiente sobre el juego en sí y sobre el meta que lo rodea. Un mal locutor se distrae y habla sobre cosas irrelevantes en el peor de los momentos. Un mal locutor puede ser simplemente molesto.

Entonces, ¿qué es un buen locutor?

Hay, al menos, dos tipos de comentaristas, cada uno con sus fortalezas y debilidades, muy parecido a los roles y clases que hay en nuestros juegos favoritos.

Oceanica Modelo Trencity Patrulla Pehuén Jugueteria El Nuevo 7Ybfgy6

Un comentarista jugada-a-jugada es lo primero que se viene a nuestra mente cuando pensamos en locutores. Este es el tipo que grita al calor de la batalla, que le pone énfasis a los momentos clave y que generalmente hace que las expectativas estén siempre altas. Le inyectan emoción a la partida y proveen retroalimentación emocional, una parte clave de la experiencia de espectador en los eSports. Sin embargo, muchas veces son criticados por querer inyectar demasiada emoción a las situaciones, y son más propensos a decir cosas graciosas, inexactas o incluso inapropiadas al calor del momento.

Los otros son los comentaristas-analistas. Están en la otra cara de la moneda – son analíticos, con los pies en la tierra, conocedores de las complejidades del juego y siempre con información de experto a la mano, explican exactamente qué quiere decir el otro tipo que se la pasa gritando. La desventaja es que debido a la naturaleza de sus comentarios, en el mejor de los casos pueden ser menos interesantes, y en el peor de los casos, literalmente aburridos.

Tiene que haber alguna especie de balance entre estos dos estilos, y es aquí y donde el trabajo en equipo da resultados. De nuevo, este es un concepto con el que todos los jugadores competitivos están familiarizados.

Entonces, ¿cómo puedes ser un gran comentarista? No hay ninguna poción mágica que puedas tomarte. Como cualquier otra habilidad, esta es una que mejoras gradualmente con esfuerzo y trabajo duro. Pero no te preocupes, no es una tarea imposible. A continuación te damos algunos tips rápidos que creemos que son importantes.

Ten conocimiento de lo que estás hablando. Debes conocer el juego que estás comentando. Debes estar familiarizado con las mecánicas, los personajes, los mapas y las interacciones. Conocer el universo en el que se desenvuelve el juego es extremadamente útil para añadir contexto a tus comentarios y una gran manera de salir airoso de una situación para la cual no estás preparado. Pero eso no es todo. Tienes que conocer el meta, las tendencias actuales, aquello por lo que la comunidad se apasiona en ese momento y aquello que los desarrolladores están anunciando. Y esto ni siquiera deberíamos de mencionarlo, ¡pero debes de conocer a los jugadores! Son sus interacciones lo que estás comentando, es su estilo de juego lo que estás analizando y son sus victorias y derrotas lo que estás comunicando a la audiencia.

Construye un estilo y apégate a él. No hay nada malo con ser el gritón o el cerebro detrás del micrófono. Tampoco hay nada malo con ser una combinación de estos. Pero elige un estilo y quédate con él. Esto ayudará a los espectadores a reconocerte y ajustar sus expectativas para la transmisión. Ayudará a los organizadores de los torneos a reconocerte y a elegirte para ciertos eventos por encima de tus colegas. Pero lo más importante de todo es que te ayudará a ser mejor en tu trabajo. Cuando eres fiel a tu estilo y tu compañero comentarista hace lo mismo, trabajan en sinergia perfecta.

Sé entretenido. Con tanto dinero y pasión en juego, es fácil olvidar que esto solo es entretenimiento y no una batalla de vida o muerte. La audiencia aprecia a los comentaristas que cuentan chistes en los momentos apropiados y que encuentran maneras inesperadas de comunicar lo que está sucediendo en pantalla. Un buen locutor puede convertir la situación de juego más predecible o mundana en una divertida anécdota sobre la cual la gente hablará después de la partida.

Ten una frase pegadiza. Este punto se relaciona con el anterior y puede parecer extraño, pero no debes subestimarlo. Piensa en todas las grandes personalidades asociadas con los eSports y el contenido de videojuegos en los últimos 10 años. No puedes escuchar las palabras ‘Tons of damage’  (montones de daño) y no pensar inmediatamente en Pheak. O el ‘Neverlucky’ (nunca con suerte suerte) de Forsen. Entiendes el punto. Tener una frase pegadiza te ayuda a construir un grupo de seguidores y a causar un impacto en el juego que estás comentando y su comunidad.

Conoce tus límites y encuentra un compañero. ¿Sabes qué es mejor que un gran comentarista? Un equipo de grandes comentaristas. Tener a un amigo a tu lado te puede ayudar en más de una manera. Si definen sus roles correctamente, serán capaces de cubrir todos los aspectos del juego frente a ustedes. Podrán proveer comentarios perspicaces  y entretenidos. Y lo más importante, podrán cubrirse las espaldas mutuamente. Es humano ponerse nervioso, que se te trabe la lengua, que se te olvide algo o dejar pasar por alto un detalle importante. Es aquí donde un segundo par de ojos y una observación amistosa puede no solo remediar tus errores, sino también convertirlos en un fantástico momento que la gente recordará con mucho cariño. Y como los viejos posters motivacionales de League of Legends dicen: Teamwork OP! (¡El trabajo en equipo domina!)

Pero oye, si solo quisieras tomar una cosa de este extenso artículo, quédate con esto: solo hazlo. Si estás dudando si deberías intentar ser un comentarista, no lo hagas. Solo abre un stream de un juego que te guste y empieza a gritar a la pantalla. Grábalo y después examínalo críticamente. Si apestas, solo hazlo de nuevo. Y luego otra vez y otras veces más hasta que dejes de apestar. Sigue tu pasión y construye tu estilo, y podrías ser la siguiente gran cosa que suceda en los escenarios de eSports alrededor del mundo. ¡Buena suerte!

 Robot Fondo Blanco Amarillo Madera StockThinkstock Y Juguetes Foto De ZXkiPu